Días de Revolución – lugares para recordar la historia III

revolucion

Hace exactamente cien años un movimiento político y social que venía desarrollándose desde finales del siglo XIX derrumbó un debilitado imperio Ruso para iniciar una nueva era, no sólo en Rusia, llamada unos años después Unión Soviética, sino en el mundo entero que se polarizó a partir de este hecho. La revolución de 1917 es, sin duda, uno de los eventos más importantes de la historia contemporánea y en San Petersburgo podemos descubrir los lugares en los que se desarrolló este complejo  movimiento. En Peter con Ñ, tu guía de San Petersburgo en español, queremos invitarte a este viaje por el tiempo en una serie dedicada a los lugares de la ciudad que forman parte de esta memoria.

En este, nuestro tercer post dedicado a lugares relacionados a la revolución de 1917, nos acercamos al corazón de la ciudad mientras recorremos los alrededores de Smolny. Esta zona de la ciudad, en un recodo del río Neva, es dominada por la vista de la iglesia de Smolny, una silueta blanquecina que se eleva sobre un pequeño promontorio, que le da una particular vista y acentúa su altura. Allí, un convento vigilaba lo que hasta mediados del siglo XIX eran los límites de la ciudad, hoy forma parte del centro mismo.


Таврический дворец.jpg

El Palacio Táuride

Iniciamos nuestro recorrido cerca del malecón sobre el Neva, desde donde tenemos la vista de las zonas que hemos recorrido en nuestros anteriores artículos: los alrededores de la estación Finlandia y la isla Petrogradskaya. Aquí, en las cercanías de la iglesia de Smolny, en la calle Shpalernaya, antes llamada la “Primera calle de Piedra” se erige la residencia de uno de los favoritos de la emperatriz Ekaterina II: el palacio Táuride de Grygori Potemkin. La residencia construida en el siglo XVIII tuvo distintos usos tras la muerte de su dueño original, hasta inicios del siglo XIX, cuando por decreto real del zar Nikolai II, último emperador, se instala aquí la Duma estatal, un parlamento creado por las presiones de grupos políticos, que funcionó entre 1906 y 1917, con pausas y problemas. La última Duma se reunió el 14 de febrero de 1917, días después, el 25, en medio de los movimientos militares de la primera guerra mundial, el zar la clausuró, sería uno de sus últimos decretos reales. El 27, el Soviet de los trabajadores de Petrogrado y Diputados de los soldados comenzó a reunirse en el ala izquierda del edificio, que se convirtió en el centro de demostraciones de trabajadores y revolucionarios hasta agosto, en que se mudaron al cercano Instituto Smolny. Desde marzo, el gobierno provisional ocupó el ala derecha del palacio, hasta su caida, durante la “revolución de octubre”.


Sankt Petersburg-Regierungssitz Smolny.jpg

El Instituto Smolny

Continuamos a un lado de la gran iglesia de Smolny, que durante la época soviética fue desacralizada y convertida en depósito y luego en museo y sala de conciertos. Aquí, en la Plaza de la Dictadura del Proletariado, un doble pórtico nos recuerda que este lugar fue el corazón del movimiento revolucionario con la inscripción “Proletarios del mundo, uníos”. Es el ingreso a un parque en cuyo extremo se abre la fachada neoclásica del Instituto Smolny. Este lugar fue creado por la emperatriz Ekaterina II (Catalina la grande) como escuela de “doncellas nobles”, siendo la primera institución educativa para mujeres en el país. El edificio fue levantado años despues de la creación de la escuela, durante el gobierno de Alexander I, y estuvo bajo la protección directa de las emperatrices hasta el estallido de la revolución.

Con la vuelta de Lenin a Petrogrado (San Petersburgo) en agosto de 1917 en medio de las revueltas, muchos edificios estatales fueron tomados, entre ellos el instituto, que pasó a convertirse en el “comité central ejecutivo de los soviets de Petrogrado y diputados campesinos”. En los primeros días de octubre la “tercera conferencia de los bolsheviques de Petrogrado” se llevó a acabo aquí y luego el Congreso de los Soviets de la región norte. El Comité Revolucionario se estableció en el tercer piso del edificio y el 24 de octubre Lenin llegó hasta el lugar en vísperas del asalto al Palacio de Invierno. En la noche del 24 de octubre (7 de noviembre del calendario occidental) el Congreso de los Soviets de todas las Rusias proclamó el nuevo gobierno bolshevique en el gran salón del instituto. Desde entonces y por medio año, Lenin vivió y trabajó en este lugar hasta marzo de 1918, cuando la maquinaria estatal se mudó a Moscú. A partir de entonces se convirtió en la base del partido comunista local que ejerció como gobernación de la ciudad.

Años después el lugar sería testigo de las pugnas internas por el poder: aquí fue asesinado en 1934 Sergei Kirov, figura participante de la revolución que se perfilaba como el sucesor de Lenin en la jefatura del partido. Los historiadores aún debaten la participación de Stalin en este hecho.


La fábrica Kirov

Nos acercamos nuevamente al río Neva, esta vez hacia el puente Pedro el Grande y su estructura metálica que nos recuerda que esta zona de la ciudad se convirtió en un importante centro industrial en el siglo XIX. Allí, un complejo de ladrillos rojos aún se yergue: la antigua planta Stieglitz en la que tres fábricas funcionaban. Una de ellas se dedicaba a la creación de hilos desde 1830 y su mano de obra estaba compuesto casi en su totalidad por mujeres. Fueron ellas las primeras trabajadoras que se declararon en huelga un 23 de febrero de 1917 bajo el lema “abajo el zar, abajo la guerra” uniendo su voz a la de los revolucionarios en las calles. Esta manifestación provocada por los bajos salarios y la precariedad social en medio de la primera guerra mundial se volvió legendaria y con el pasar de los días trabajadores de otras plantas se plegaron, brindando el músculo obrero a los revolucionarios para destronar al emperador. La fábrica siguió funcionando durante la era soviética. Nacionalizada, se le rebautizó como Kirov tras el asesinato del lider bolshevique en el cercano instituto Smolny.


El Apartamento – Museo Alliluyevs

Nos dirigimos hacia la avenida principal de la ciudad, la avenida Nevski, siguiendo a las trabajadoras en su huelga, y nos detenemos en la calle Décima Sovyetskaya, en donde un edificio de principios del siglo XX jugó un papel primordial en la vida de 2 personajes de la revolución y el sovietismo. Aquí, en un apartamento alquilado por los Alliluyevs, se alojó un conocido de la familia en marzo de 1917. Stalin pasó aquí una temporada como huésped y fruto de esa convivencia llegaría el matrimonio con Nadyezhda Alliluyevs, la hija más joven de la familia. También aquí pasó algunos días Lenin, durante el mes de julio de 1917, antes de huir a Finlandia por segunda vez en medio del caos provocado por los esfuerzos del gobierno provisional para suprimir las revueltas. Durante su estadía  Lenin escribió algunos de sus artículos y finalmente preparó su salida disfrazado como empleado de limpieza junto a Zinoviev. Aún hoy pueden verse objetos usados por estos personajes en el pequeño museo dedicado a su memoria.


Vamos llegando al final de nuestra serie de lugares relacionados a la revolución de 1917 en San Petersburgo, la próxima entrada será la última y en ella visitaremos el centro de la ciudad y otras zonas cercanas para seguir descubriendo la historia que se vivió hace un siglo.

Recuerda que puedes visitar estos y muchos otros lugares de San Petersburgo y alrededores con nosotros, contáctanos para más información. Síguenos también en redes sociales. Peter con Ñ es tu guía de San Petersburgo en español.

 

 


2 respuestas a “Días de Revolución – lugares para recordar la historia III

Los comentarios están cerrados.